Espazo Caritel

El Espazo Caritel (Espacio Caritel) es una de esas pequeñas joyas escondidas que no siempre es fácil encontrar cuando uno anda de viaje. Situado en el interior del municipio de Foz, en la Mariña de Lugo, al pie de la Basílica de San Martiño, es un espacioo original y delicado que no deja indiferente a nadie.
Si pensamos en Foz, pensamos en playas, acantilados, el Cantábrico en todo su esplendor. Foz también es un municipio atractivo para observadores de aves ya que la villa está situada junto a un estuario que, no por degradado -que lo está- perdió su atractivo. Y, para los amantes de la arquitectura, cuenta con una de las joyas de la Mariña: la Basílica de San Martiño, una antigua catedral románica del siglo XII, que fue sede de la diócesis de Mondoñedo hasta que decidieron trasladarla más al interior (a la actual villa de Mondoñedo) para alejarse de los ataques vikingos.
Al pie de este monumento indispensable está situado el Espazo Caritel. Fue creado por el artista Caxigueiro, escultor, especializado en cerámica artística pero que también desarrolla su obra en formato de instalaciones y, más recientemente, fotografía. Se trata de una figura relevante en el contexto de la plástica gallega actual y su obra forma parte de diversas colecciones relevantes como la de A Fundación (antigua fundación de las cajas de ahorro gallegas).
Caxigueiro tiene aquí su taller y preparó un espacio expositivo en el que pueden verse algunhas de sus obras más emblemáticas. A un lado del taller (y detrás de la casa familiar) hay un jardín que el artista fue creando poco a poco durante muchos años hasta alcanzar el gran interés botánico que hoy tiene.
La visita al Espazo Caritel es guiada por el propio artista (ocasionalmente por Flor, su mujer, quien se ocupa de las visitas en inglés). Comienza por el jardín, donde explica de forma amena diferentes historias y curiosidades sobre la diversidad botánica que acoge.
Hay aquí árboles y plantas de casi todos los continentes pero el jardín está especializado en camelias, hortensias y helechos.
Tiene más de 100 variedades de camelias por lo que el invierno y comienzos de la primavera son una época muy interesante para acercarse hasta aquí. A continuación, un montaje que hice con algunas de las variedades que estaban en flor en abril del año pasado.

(haz clic para ampliar)

También tiene gran variedad de hortensias que dan vida al jardín en épocas de mayor temperatura. Algunas son muy curiosas y originales:

(haz clic para ampliar)
(haz clic para ampliar)
(haz clic para ampliar)
(haz clic para ampliar)

Y una buena selección de helechos, tanto autóctonos como foráneos. En la foto, uno de los ejemplares arbóreos con los que cuenta el espacio:

(haz clic para ampliar)

Durante el paseo, el jardín depara también sorpresas, ya que el artista tiene algunas de sus piezas situadas en espacios que se tornan mágicos pero que él muestra y recorre con naturalidad. Por ejemplo, esta instalación con libros en medio de helechos de diversas variedades.

(haz clic para ampliar)

Caxigueiro es un enamorado de u jardín y realiza la visita con mimo. Y, cuando encuentra interlocutores interesados, la visita puede extenderse tanto como el visitante desee. Poco a poco se va sintiendo uno como en casa y realmente cuesta irse de allí.

Aun a pesar de ser las camelias, hortensias y helechos las estrellas del jardín, yo tengo especial querencia por algunos de los árboles: un ejemplar de araucaria, árbol nacional de Chile y con mucha presencia en los Andes australes (en la provincia argentina de Neuquén, hay un fantástico bosque de esta especie), un Ceibo, flor nacional de Argentina y mi zona preferida: un pequeño rincón japonés con diversas variedades de arces con sus hojas de diferentes tonalidades que van del amarillo o el verde fresco al rojo oscuro.

(haz clic para ampliar)

Para el final de la visita queda la parte, a mi entender, más interesante: Caxigueiro recorre contigo su pequeño centro de exposiciones, explica como trabaja y da claves sobre su obra que interesan tanto a las personas familiarizadas con este tipo de expresión como a las más novatas. Es una ocasión única para conocer de primeira mano la obra de uno de los artistas más importantes del panorama gallego contemporáneo.

(haz clic para ampliar)

En suma, un espacio que, para mí, bien justifica una excursión a la Mariña.

NOTA: tiene horarios variables dependiendo de la época del año. En algunos meses, incluso es preciso llamar antes para concertar la visita. La información de contacto está en la página del Espazo Caritel en Facebook.

(Algunas de las fotografías las hice yo mismo, otras están tomadas del Facebook del Espazo Caritel.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.